jueves, 2 de diciembre de 2010

Pulse Start para comenzar: Tron 2.0

Escribo este post 5 días antes de publicar el anterior (Anteriormente en cines: Tron) desconocedor de la aceptación que habrá tenido, pero con la misma temática. Primero, Mr. Jobs nos deleitó con la banda sonora de Tron Legacy, a continuación un servidor nos puso en antecedentes con la retrospectiva sobre la película original, y hoy, damas y caballeros, continuando con este, llamémoslo “mes temático” sobre Tron, me enorgullezco en presentarles una rareza poco conocida de los videojuegos que tuve el placer de jugar hace poco más de un año...


Tron 2.0 podría considerarse la secuela no oficial de la película, publicada en el año 2003 por Disney Interactive. Sin ninguna duda todo un gusto para fans a los que siempre nos habría gustado una secuela o alguna expansión de este universo informático.



Pues bien, el juego nos pone en la piel (para ser exacto en los clusters) de Jethro “Jet” Bradley , hijo de Alan Bradley, programador original del programa Tron del que ya os hablé en mi post anterior y Lorna Baines (fallecida según la historia del juego). La historia comienza cuando Jet recibe una misteriosa llamada de su padre desde FCON, antigua ENCOM rebautizada desde la desaparición de Kevin Flynn, empresa en la que supuestamente él también comenzaría a trabajar. Preocupado, Jet corre hasta la oficina de su padre, pero al llegar no lo encuentra allí. En cambio se encontrará con una rutina activa de la supercomputadora informándole de que ha sido iniciado el proceso de contingencia, "digitalizando"a Jet y transportándolo al interior de la computadora central tal como ocurría con Kevin Flynn en la película.

(Logro desbloqueado: 50G - Orgasmo por digitalización)

A partir de aquí comenzará la aventura de Jet v 1.0.0 en el interior del ordenador. Según avance el juego iremos descubriendo la trama en la que los nuevos dueños de la empresa pretenden localizar algo llamado “logaritmos de corrección” que les permitiría digitalizar sin ningún riesgo múltiples usuarios para desperdigarlos por Internet y hacerse dueños del mundo. Para ayudarles en su misión tienen retenido a Alan Bradley, creador de los algoritmos, que se niega a colaborar consciente de lo que podría ocurrir de caer estos en malas manos. Ante esto Jet no sólo tendrá que preocuparse de su peculiar situación y los problemas que tendrá para volver al mundo real, sino que también deberá enfrentarse desde el interior de la supercomputadora a los técnicos de FCON y a sus programas y rescatar a su padre.


A lo largo de nuestra estancia como programa tendremos que enfrentarnos a virus, usuarios y todo tipo de programas que tanto nos ayudarán como nos pondrán las cosas difíciles. Curiosamente veremos que los programas de seguridad responden ante un jefe supremo llamado Kernel que, durante todo el juego nos irá complicando la existencia.


 


Pero como es de esperar, ningún programa que no se actualice es capaz de sobrevivir en un ciberespacio cada día mas complejo y peligroso. Así pues Jet v 1.0.0 se verá obligado a optimizar su propio código para sobrevivir en este nuevo entorno. Para ello iremos obteniendo, a medida que avancemos, pequeños fragmentos de información, actualizaciones, subrutinas, emails y hasta autorizaciones digitales que nos permitirán ir avanzando siempre un paso más hacia nuestro objetivo final.



Al igual que en la película homónima, Tron 2.0 está plagado de interpretaciones visuales de los procesos de un ordenador. Así, entre algunas de las tareas que tendremos que desarrollar nos encontramos la configuración de un router, la desactivación de firewalls, huir del formateo del sistema, compilar código, desfragmentar, optimizar y desinfectar nuestras propias subrutinas, saltar de servidor en servidor e incluso, en una de las semejanzas más extrañas que se presentan, enfrentarse a un buscador (caracterizado como un gusano gigante).


Y como no, no nos podemos olvidar de un clásico entre los clásicos: las motos de luz también estarán presentes en nuestra aventura en más de una ocasión, llevando un poco más allá la dificultad de su versión original con alguna que otra mejora que nos dará más de un quebradero de cabeza.

(¡Mamá, mamá... mira, sin manos..!)

Tron 2.0 no destaca por ser un juego que haya roto moldes o haya tenido una gran repercusión entre el público en general, pero es sin lugar a dudas una gran elección jugable. Si bien en el aspecto más púramente shooter adolece de una cierta carencia de frescura, esto queda compensado por su ambientación, su banda sonora original y la originalidad en la representación de muchos de los conceptos que presenta. Además, si lo que esperamos es una juego en el que ir superando fases similares una tras otra no podriamos equivocarnos más, ya que cada una de ellas presentará un ambiente completamente distinto, acorde con las diferentes secciones del ordenador en que nos encontremos.

Gráficamente aun aguanta el tipo. Si bien los gráficos pueden ser de penúltima generación, no resultan molestos ni obsoletos a la vista y la ambientación basada en la tecnología de los resplandores le confiere un atractivo semi-hipnótico que no sólo no resulta distinto al visto en la película, sino que además lo mejora.

 (Bienvenidos a Internet)

A los más puritanos quizá les moleste el hecho de no ver más que alguna referencia esporádica a Kevin Flynn en el juego (tal vez Disney no quisiera hacer peligrar al personaje en vistas a una futura secuela oficial), pero a la larga acabaremos pasando este detalle por alto (de hecho a cambio acabaremos trabajando codo con codo con Alan Bradley dentro del ordenador).

En definitiva: juego recomendado, especialmente para todos los fans de la película. Eso sí, es importante no tomarlo como una secuela oficial que nos pueda estropear detalles de las dos películas oficiales.

1 comentario:

  1. Es una pena que nunca alcanzase la popularidad que merecía. Para el momento que salió tenía mucha mucha calidad. Me encanta el efecto del clásico disco.

    Bechamel sin duda.

    ResponderEliminar