lunes, 6 de diciembre de 2010

Apadrina un libro: Parque Jurásico

ROAR!


Autor
Decir Michael Crichton es decir ciencia-ficción. Su producción literaria no tiene parangón (salvo el caso Stephen King, que analizaré en posteriores entregas), incluyendo clásicos como La amenaza de Andrómeda, Devoradores de Cadáveres, Congo, Esfera, Acoso y Rescate en el tiempo. Curiosamente todas las novelas son conocidas por sus adaptaciones cinematográficas, taquillazos algunas como la que nos ocupa hoy, batacazos otras. Ganó un Premio Emmy por la serie de televisión Urgencias y existe un dinosaurio, el Crichtonsaurus bolini nombrado su honor.

Argumento
Se me hace extraño contaros el argumento de Parque Jurásico. Cualquier lector nacido en la década de los 80 recordará lo que supuso la película (para mí llegó primero el libro, de ahí esta entrada) que abrió los ojos a toda una generación de niños y adolescentes a los dinosaurios. Enciclopedias, videojuegos, series de televisión... La fiebre jurásica nos invadió y todos nos lanzamos de cabeza a consumir cualquier cosa relacionada con los Tyrannosaurus, Triceratops, Diplodocus y, por supuesto, Velociraptores.



Todo comienza con el descubrimiento de un mosquito conservado en ámbar que guarda en su interior un valioso líquido: sangre de dinosaurio. La compañía de ingeniería genética Ingen crea en la isla Nublar de Costa Rica un parque temático en el que los dinosaurios son exhibidos como atracción turística. Para supervisar la seguridad del parque el dueño de Ingen, John Hammond, invita a pasar un fin de semana en la isla a un grupo de personas, entre las que se encuentran el paleontólogo Alan Grant, el matemático Ian Malcom, la paleobotánica Ellie Sattler y los nietos del propio Hammond. Malcom no tarda en mostrar su inquietud ante la inestabilidad del sistema caótico que representa el parque y augura nefastas consecuencias.

Poco a poco, se suceden los incidentes. Un huevo de velociraptor demuestra que los dinosaurios, que inicialmente fueron creados como hembras, se están reproduciendo fuera del control humano. Dennis Nedry, el programador jefe del parque, acepta un soborno de una compañía rival para robar embriones de dinosaurio, dejando sin suministro eléctrico al parque durante varios minutos para poder escapar sin ser detectado. Los animales, libres para salir de sus jaulas y recintos electrificados, comienzan a llenar de cadáveres la isla mientras los supervivientes se internan en el parque en una carrera por sus vidas. Quiero mencionar aquí el pasaje en el que el Tyrannosaurus ataca a la caravana de jeeps, una maravilla de los efectos especiales en su momento y todo un mal rato en el libro, cuando tu imaginación es lo único que te separa, o te acerca, de/a los dientes del Rex.

Recomendado para...
Cualquiera que quiera empezar a leer algo ligero y, por supuesto, nostálgicos de la película.

Muchos os preguntaréis para qué vais a leer un libro que parece no aportar demasiadas cosas nuevas respecto a su versión cinematográfica. Pues bien, en esta pequeña joya tenéis acción cruda, explícita y sin censuras, divagaciones filosóficas de largo alcance (nada que ver el Ian Malcom del libro con el del cine) y muchas sorpresas. Diversas subtramas que no aparecen en el film te mantienen enganchado a la historia y, como colofón final, dos personajes protagonistas que sobreviven en la adaptación mueren aquí. En estas páginas tenéis todo lo que no pasó la censura de Hollywood y la sinceridad de la que carece el guión, que estereotipa a los personajes con saña y esmero.

Abstenerse mamíferos. Nos llevan millones de años de ventaja.

Tiempo estimado de lectura: 3-4 días. 

¿Queréis más?
Yo os lo doy. La segunda parte del libro, El mundo perdido, deja a la altura del betún a la adaptación homónima. Con un ritmo aún más endiablado y personajes llenos de carisma (¡Jeff Goldblum, yo te maldigo!), completará vuestro viaje en la máquina del tiempo y os dejará con ganas de cometer el mayor error de vuestra vida. Parque Jurásico 3. No, perdón, ese era Spiderman 3. Repetid conmigo: Spiderman 3 no existió, Spiderman 3 no existió, Spiderman 3 no existió...

Como última recomendación os invito a escuchar su magnífica banda sonora mientras lo disfrutáis. La experiencia lo merece.

¿Dónde encontrarlo?

8 comentarios:

  1. Ains... en cola para releer, desde ya.

    Buena película (aunque sólo fuese por la peacho BSO que se marcaron) y libro mejor.

    Excelente. Y capaz de ayonquizar con los dinos a cualquier crío, y no tan crío.

    ResponderEliminar
  2. La novela es una pasada, y la verdad es que el tio se documento lo suyo para la epoca ya que mucha de la base cientifica sobre la que se apoya el libro, esta casi en el limite de lo que se podria considerar ciencia ficcion XD

    ResponderEliminar
  3. @Joseph Porta
    Sólo te digo que haciendo la entrada perdí dos horas en la Wikipedia viendo imágenes y recordando viejos tiempos... ¡Cuánto me costó completar el álbum de cromos de la película!

    ResponderEliminar
  4. @Mrfloppy
    Totalmente de acuerdo. Leyendo a Crichton siempre te queda la sensación de que las historias pueden pasar en cualquier momento (salvo "Rescate en el tiempo", que se va un poco de madre...).

    ResponderEliminar
  5. Gracias sobretodo por la banda sonora, que los libros ya cayeron en su momento. Siempre he pensado que Parque Jurásico era una de esas novelas perfectas para enganchar a los niños casi adolescentes a la lectura. Totalmente recomendable.

    ResponderEliminar
  6. Oh, vamos, decir que sólo King está a su altura en cuanto a prolificidad, por no decir su calidad, es muy injusto por decir lo menos: Asimov, Pratchet, K. Dick. Por no hablar de Corin Tellado! ;)

    ResponderEliminar
  7. @cuarentaydos
    En este caso me refería a la asombrosa capacidad productiva de sus "negros", tanto los de Crichton como los de King ;)

    ResponderEliminar
  8. @Rated Ñ Superstar
    En esa edad fue donde cogió a nuestra generación y qué mejor para darle a un adolescente que violencia y dinosaurios aderezados con ciencia.

    ResponderEliminar