jueves, 10 de febrero de 2011

Pulse Start para comentar: Indiana Jones y la última cruzada

Life an death, Doom, Jazz Jackrabbit, Warcraft, Goblins… no digo todos, pero seguro que  todos habéis oído hablar mínimo de tres de ellos. Bueno, pues olvidaos de todos porque hoy tengo especial y personal gusto de hablaros de una de tantas joyas que adornan la corona de LucasArts. Pero antes como siempre, un poco de historia.

Corre el año 1989 y… bueno, bien pensado la lección sobre 1989 ya la di en Pulse Start para comenzar: Super Off Road, de modo que me centraré mejor en el año en que se desarrolla el juego… señoras y señores… cojan sus cazadoras de cuero y sus látigos (no, no es rollo sadomasoquista) y considérense bienvenidos al año 1938, porque hoy arlluken, con gran regocijo de este humilde interlocutor presenta…


1938. Finaliza la guerra civil española y comienza la dictadura de Francisco Franco. En Alemania Adolf Hitler se autoproclama comandante supremo de las fuerzas armadas y comienza la expansión del imperio Nazi. Mientras tanto en Estados Unidos la retransmisión radiofónica de H. G. Wells “La guerra de los mundos” provoca el pánico en varias ciudades.

Además en este año se inventa el bolígrafo, Italia gana su segunda copa del mundo de fútbol derrotando a Hungría y nacen el Rey Juan Carlos I de España, Paul Verhoeven y Natalie Wood entre otros.

Lo se, como lección de historia es un poco escasa, pero es lo hubo ese año… además, si con Franco y Hitler no os llega de efemérides vamos aviados. En fin, al asunto… como iba diciendo el año es 1938, pero empezaremos el juego más temprano aun, en el año 1912, en Utah, donde un joven Henry Junior “Indiana” Jones escapa de unos cazatesoros portando consigo la Cruz de Coronado. Aunque prácticamente todo lo que alcanzaremos a ver de él serán sus pies, ya que durante la presentación del juego la perspectiva sólo nos permitirá ver los vagones del tren en el que escapa el joven Indy mientras pasan los créditos (hasta que caiga en el vagón del león, obviamente).

(No, no está equivocado el año del copyright, hubo dos
versiones del juego, una en 16 colores y otra en 256)

Pues bien, acto seguido nos encontraremos ya en el año 1938 y veremos llegar al Barnett College a un Indy  completamente empapado que se dirige a hablar con Marcus Brody (si no sabéis por qué Indy llega empapado o no sabéis quién es Marcus Brody dejad de leer, daos una colleja e id a ver inmediatamente la película, malditos bastardos). Tras la conversación se dirigirá a su despacho (no sin antes esquivar a una horada de alumnos enfurecidos [información para jugadores: la manera de pasar a los alumnos es elegir siempre la 3ª opción conversacional]), donde encontrará entre el correo un importante paquete enviado por su padre. Y a partir de aquí, como se suele decir "el resto es historia".

 (Tioooo... no me acuerdo de nada, pero la que liamos ayer debió ser gorda)

Indiana Jones y la última cruzada sigue la misma linea argumental que la película, sólo que considerablemente ampliada y plagada de puzzles que resolver, chistes, referencias a otros videojuegos de la casa y lo más importante... una considerable libertad para salirse de la historia principal. ¿Qué quiero decir con esto? Pues básicamente que una aventura gráfica en la que todas las soluciones se tendrían viendo una película carecería de todo sentido. Sin embargo como digo la historia se ampliaba e incluso podía cambiar. Por poner un ejemplo, en la película Indy y su padre huían de Alemania primero colándose en un Zeppelin y a continuación en biplano. En el juego sin embargo una de las alternativas era robar directamente uno de los biplanos del aeropuerto y pilotarlo con ayuda del manual que conseguíamos en la biblioteca de Venecia. También tendríamos la opción de que al final del juego no muriese Elsa Schneider, sino Donovan, Marcus o incluso el propio Indy (no lo recomiendo).

Y en cuanto a acertijos y puzzles no lo toméis al pie de la letra, eran pequeños escollos a salvar para avanzar como tocar un xilófono de calaveras correctamente, encontrar la vidriera adecuada, emborrachar a un centinela, llevar el disfraz adecuado, saber usar el látigo, tener don de gentes o, ante la falta de esto último, saber dar puñetazos (para todo lo demás, el diario del Grial).

(Diario del Grial, infinítamente más útil que el 11888)

Y ya que hablamos de puñetazos merece la pena hablar un poco del sistema de combate, rudimentario a día de hoy, pero realmente entretenido por aquellos días. Para pegar a todo nazi que se cruzase en tu camino (cosa poco recomendable, ya que Indy se cansaba, mientras que los soldaditos venían siempre frescos) disponías de 6 controles ubicados en el teclado numérico: 7, 4 y 1 para retroceder y cubrirte a diferentes alturas y 9, 6 y 3 para golpear, siendo 9 la cara, 6 el estómago y 3 los pendientes reales. Por suerte no nos teníamos que lanzar directamente a la aventura y podríamos practicar previamente con el instructor de boxeo del Barnett College.



Pues bien, como decía el juego nos permitía no seguir la linea argumental exacta de la película (al margen de puzzles), y por poner un ejemplo más que representativo he aquí un video con una escena que yo, personalmente nunca supere de ese modo, pero que si realmente se puede hacer es digna de ser vista (aunque palmemos al hacerlo).



(P.D: Esa censura me parece absurda, supongo que es por ser la versión alemana del juego)

En el aspecto técnico uno se queda impresionado por la capacidad de LucasArts para sacara el mayor partido a las técnicas de la época. No hablaré de la reedición a 256 colores, si no de la de 16, que es la que yo disfruté allá por mis años anteriores a mis años mozos. Y debo decirlo, es impresionante lo que podían hacer y los escenarios y ambientaciones que eran capaces de crear con esa restricción. Y bueno, ya no hablemos del sonido, que, para los profanos, por aquellos días se realizaba en MIDI, y conseguir esa mezcla de sonidos para adaptar la banda sonora con solo 16 bits también es un logro del que estar más que orgulloso (una pequeña prueba en el video final).


Y bueno, como se que realmente he ilustrado poco este post os voy a regalar un par de imágenes extra para poder previsualizar bien el juego. Ahí os van...


(Sobra decir que pincheis en la imagen para verla.. y hala,
todas de la versión 256 colores, para que nadie se me queje)


Y en fin... poco más que decir salvo... JUGADLO... para muchos el Fate of Atlantis es mejor que este. Bien, ahí no me voy a meter, tengo mi opinión como todos, pero que uno sea mejor o peor que el otro no quita que ambos sean auténticos juegazos, así que no perdáis la oportunidad. Abstenerse profanos (como conozco) que consideran que los juegos de hace más de 10 años son todos "juegos cutres" o que nunca han visto y se niegan a ver una sóla película del inigualable Indy. Para todos los demás... tanda de links



Emuladores para poder jugarlo:



Eso es todo por hoy... Como siempre, portaos bien y no peguéis con el látigo a nadie a quien yo no pegaría... ;)

3 comentarios:

  1. Me encantan las aventuras gráficas, aunque pare mi efectivamente el fate of atlantis es mejor aunque solamente sea por hecho de tener un guion totalmente nuevo.

    Buen trabajo y gran post!!!!

    ResponderEliminar
  2. Yo también soy más del "Fate of Atlantis". Aquel juego siempre me fascinó. Pero este post me parece un trabajo impresionante, señor Capi C. Siga con el buen trabajo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Gracias por el link del DOSBox! perdí el mío haciendo un backup.

    Grande Indy.

    ResponderEliminar