sábado, 12 de febrero de 2011

OMNIBUS: Rising Stars

Rising Stars levantó muchísima expectación allá por el 99, cuando se presentó su prólogo. El propio Neil Gaiman lo escribió y se refirió a esta obra como una suerte de Watchmen para el nuevo milenio. Doce años después esto suena exagerado, aunque no puedo culparle, por la época lo normal en un prólogo era decir que estabas leyendo el faro que alumbraría a los cómics en el nuevo siglo. Aunque algo sí que tengo que reconocerle, no le faltaba razón al decir que dejaría huella, pero no se limitó solo al terreno de las viñetas.

Rising Stars es una historia divida en tres actos. El primer acto “nacido en el fuego” nos cuenta como la caída y explosión de un cometa en la atmósfera afecta a 113 niños, en gestación, otorgándoles poderes sobrehumanos. Estos niños, llamados especiales, son tomados inmediatamente bajo custodia del gobierno, hasta que su situación legal se aclare y la mayoría de ellos son puestos en libertad al convertirse en mayores de edad. Este acto nos los acaba mostrando ya como adultos y tratando de asimilar las decisiones que han tomado durante sus vidas y lo que han hecho con los dones que poseen. Mediante historias cortas enseñan (mezclando flashback y tiempo real) la infancia de protagonistas y secundarios. Hasta que alguien empieza a asesinar a los especiales. Alguien que parece conocer muy bien sus debilidades. Las siniestras consecuencias y revelaciones de estos actos cambiará la relación entre ellos, la forma en la que la humanidad los ve y los trata, pero sobretodo la forma en la que les afecta la misteriosa energía que los creó. Los otros dos actos “Poder” y “Fuego y Cenizas” pasan de ser un tebeo de superheroes muy extraño en el segundo, a una reflexión sobre la forma en la que los seres humanos se relacionan, como quizá estamos condenados a repetir nuestros errores para que nuestros hijos aprendan y como podrían un grupo de metahumanos cambiar el mundo si se lo plantease de una forma medianamente realista (sí, todo esto cabe en el tercero). Se publicaron tres tomos más después del final de la colección, presentadas como nuevos arcos, en realidad son relleno para explotar un poco más la veta. "Brillante", "Voces de Ultratumba" e "Intocable" la única que puede resultar interesante es la última al añadir mucha (pero mucha) chicha a la historia original.




Como os dije quizá no cumplió las expectativas que todo el mundo parecía tener en la industria comiquera. Una disputa por los derechos y el control creativo de una película que no pudo llegar a realizarse tuvieron mucha culpa. Fruto de esta pelea se paró su venta entre 2001 y 2004, lo que provocó que el público perdiese mucho interés. Hoy en día, sin embargo, Es públicamente aceptado por las cadenas USA Network y NBC que la aparición de series como Los 4400 y Héroes están directamente inspiradas en Rising Stars y en su fallido intento de película. Así que la huella está ahí, para bien o para mal.


El creador del cómic es un personaje un tanto especial para mí y creo que lo acabará siendo para vosotros. Joseph Michael Straczynski es el culpable de lo que leéis gente, que no os quepa duda, pero en buena parte de lo que visteis de pequeños también. La historia como profesional de Straczynski (JMS a partir de ahora, por favor) empieza en series de dibujos tan míticas como He-Man y los Masters del Universo, She-Ra La Princesa del Poder, Guerreros sobre Ruedas (Jayce y las Monstruoplantas) o la serie animada de los Cazafantasmas. Solo por esto ya le debo gran parte de mis veranos desperdiciados delante de la televisión. Pero la cosa no acaba aquí, ha sido responsable de series tan míticas como El Capitán Power y los Soldados del Futuro, Se ha Escrito un Crimen o Babylon 5. Pero si hasta ha escrito el guión de algún capitulo de Walker Texas Ranger maldita sea. Afortunadamente para JMS el final de su carrera como productor y guionista marcó el comienzo su trayectoria como escritor de cómics. La nueva versión del Escuadrón Supremo de Marvel, Thor, una jugosísima etapa de seis años a cargo de Spider-man, Midnight Nation. En el terreno del cine ha sido el responsable del guión de la interesante El Intercambio (de Clint Eastwood) y trabaja actualmente en la adaptación al cine de Guerra Mundial Z (para orgasmo de Capullo Encantador) Desgraciadamente no suele ser constante en sus pasiones y no es raro verle abandonar un proyecto o colección cuando no se siente motivado. Con Rising Stars saca partido de sus puntos fuertes al escribir. Historias de gente común que se ve arrastrada a grandes actos de heroísmo contra su voluntad. Se siente muy orgullosos de su Spidey y de su Thor pero los críticos le recuerdan por la obra que le puso en el mapa.


La parte artística viene cubierta por cuatro pares de manos. Los dos primeros actos están perpetrados por Keu Cha y Christian Zanier. Sin ser malos dibujantes, no son capaces de ayudar a la historia con las expresiones de los personajes. Su trabajo suena demasiado a cliché superheroico, con los protagonistas posando rollo poster en cada viñeta cuando la trama te pide desarrollo de sus motivaciones. La cosa mejora un poco cuando los lápices caen en las zarpas de Ken Lashley y se convierte casi en lo que quería JMS cuando Brent Anderson pone un poco de angustia vital en los últimos números. El guión en muchos casos hace que nos olvidemos de los pecados del dibujo. Insisto, no es malo pero pienso que tampoco es el más apropiado para el tono que se buscaba crear.


Aunque termine un poco pesimista os lo recomiendo encarecidamente. Es bueno ver un trocito de historia mediática y soñar con lo que pudimos acabar viendo en nuestras teles en lugar de Hiro Nakamura.





Donde descargarlo , Mirror (con peor calidad pero en un solo link)





Gracias a Obi, al CRG y a los tradumaquetadores implicados, por el esfuerzo.

1 comentario:

  1. Me gustó muchísimo cuando lo lei... aunque al principio me resulto un poco lioso y había dos de los personajes que no caonseguía distinguir nunca porque eran muiy parecidos físicamente, pero sí, dentro de eso era un planteamiento más realista que muchos otros sobre el impacto de personas "especiales" entre nosotros. El final muy poético. XD

    ResponderEliminar